5 consejos para una correcta alimentación en mayores

A medida que vamos creciendo nuestro sistema va necesitando otro tipo de alimentos. Si queremos gozar de salud y bienestar, la alimentación en mayores es imprescindible para tener una mayor calidad de vida. No solamente debemos enfocarnos en los alimentos, sino en las rutinas de deporte, chequeos médicos y en todo el conjunto para disfrutar de una vida sana.

En Trinidad Montes Orientales contamos con un equipo de profesionales que se encargará de supervisar la salud de nuestros ancianos y de velar por cubrir sus necesidades dietéticas, para ello, nuestro servicio de cocina ofrece menús equilibrados y variados.

Claves para una buena alimentación en mayores

Hay que darle especial atención a los mayores para adaptar la alimentación a sus necesidades y formas de consumo, ya que también tenemos que enfocarnos en las texturas y preparación de platos saludables. Por norma general, una buena alimentación en mayores viene marcada por un plato compuesto en su 60% de hidratos de carbono, 25% de grasas y 15% de proteínas.

Tener en cuenta las necesidades de cada persona

No se debe realizar un menú genérico para todos los ancianos, como ya hemos comentado antes es imprescindible llegar a los requerimientos nutricionales de cada uno de ellos. Éstos son específicos y no solo basta con los criterios de edad sino también la situación médica individual.

La clave está en supervisar y ajustar la dieta a los cambios y necesidades que le surjan a esa persona. En el caso de Trinidad Montes Orientales contamos con un equipo médico que nos informa de las necesidades de cada persona y promueve hábitos saludables como el deporte.

una pareja de ancianos haciendo comida saludable

Adaptarse a las recomendaciones médicas

Como es habitual no solamente se trata de seguir una dieta equilibrada y adaptada al anciano, sino que también debemos de seguir las recomendaciones médicas específicas, dependiendo de la patología o enfermedades que sufra.

Por ejemplo, es muy común que la mayoría de ancianos sufran de problemas con el azúcar o sal, en los menús se deberá de reducir el consumo. Así como controlar mediante la alimentación en mayores otro tipo de vitaminas y minerales, bien por déficit o bien por exceso como el potasio. Éste se encuentra presente en las verduras simplemente basta con hervirlas dos veces para eliminar el exceso del mineral.

Hidratos de carbono complejos

Dentro de los menús para personas mayores se debe de priorizar el consumo de hidratos de carbono complejos, es decir, aquellos que contienen más nutriente y fibra como arroz, verduras, patata, etc. Se deben de incluir diariamente y dejar para ocasiones especiales los hidratos de carbono simples, como el azúcar.

Es esencial que no debe falte nunca en un plato saludable las frutas y verduras. Pero si limitar fritos, rebozados, bollería e incluso eliminarla en muchos casos, dependiendo de las patologías que sufran. Especialmente en personas mayores con colesterol o sobrepeso.

Priorizar proteínas y grasas saludables

La alimentación en mayores debe de incluir proteínas y grasas saludables sobre todo darle prioridad a la calidad de los nutrientes de éstas. Por ejemplo, es recomendable reducir el consumo de Omega 6 del aceite de girasol, sin embargo, sí consumirlo mediante pescados ricos en Omega 3 y 6 como el salmón.

Otros alimentos de excelentes para ancianos es el aceite de oliva, a ser posible virgen extra. Además de incluir en el menú variado carne, pescados y legumbres en abundancia. Así tendremos un consumo adecuado de grasas y se evitará la carencia de vitaminas liposolubles.

una imagen con grasas saludables recomendadas en mayores

Elaborar un menú atractivo

Además de crear un menú equilibrado y adaptado para cubrir las necesidades nutricionales de alimentación en mayores, también debe ser apetecible y atractivo. Para ellos, la alimentación y comida debe ser una experiencia de disfrute a la vez que se consiguen nuevos hábitos y gustos alimenticios. Aunque también hay que respetarlos si no les apetece o les gusta consumir algo en concreto.

Esperamos que puedan servirles de ayuda estos consejos de alimentación en mayores y puedan adaptar las recetas diarias a las necesidades de los ancianos sin perder el sabor y textura de cada alimento.

Deja un comentario