Diferencia entre un centro de día y una residencia

Residencia Trinidad Montes » Blog » Atención médica a mayores » Diferencia entre un centro de día y una residencia

A medida que crecemos, cada vez tenemos menos tiempo para cuidar y estar con nuestros mayores.

En cierto punto, nos surge la necesidad de acudir a cuidados externos que se encarguen del bienestar de nuestros seres queridos.

Tanto las residencias como los centros de día son opciones ideales para que los ancianos estén atendidos, se diviertan y sean felices.

A pesar de que son servicios parecidos, hay varias diferencias que debemos tener en cuenta antes de decantarnos por una opción u otra.

¿Qué es una residencia?

Una residencia para personas mayores es un espacio donde individuos de la tercera edad reciben atención integral durante las 24 horas del día, todos los días del año.

Los usuarios pueden o no ser dependientes, siendo una alternativa al hogar familiar.

En ellas se ofrece atención sanitaria o fisioterapia, cuidados personales, manutención, atención psicosocial, rehabilitación y actividades socioculturales y deportivas.

Las residencias pueden tener plazas públicas, concertadas y privadas.

¿Qué es un centro de día?

Un centro de día para personas mayores es un espacio que proporciona atención sociosanitaria durante el día y una variedad de servicios.

A diferencia de una residencia, los usuarios asisten temporalmente, participando en actividades terapéuticas, de animación, y reciben cuidados específicos.

En el centro de día, personas de la tercera edad con circunstancias similares comparten su tiempo mejorando su estado de ánimo y potenciando sus capacidades sociales.

Principales diferencias entre la residencia y el centro de día

La diferencia entre un centro de día y una residencia es que en la residencia se presta atención 24 horas al día, mientras que en el centro de día los pacientes no viven allí, solo permanecen durante un horario establecido.

Mientras que el centro de día se limita la estancia a horarios específicos (día y tarde), la residencia brinda atención constante las 24 horas del día, durmiendo allí los mayores.

  1. Estancia:
    • Residencia: permanencia las 24 horas, ya sea de forma temporal o permanente.
    • Centro de día: asistencia diurna, con flexibilidad en los días y la duración.
  2. Perfil:
    • Residencia: indicada para personas con alto grado de dependencia.
    • Centro de día: dirigido a personas mayores con cierta autonomía.
  3. Servicios:
    • Residencia: atención integral y constante, servicios sociosanitarios, talleres, cine, cartas y bingo.
    • Centro de día: actividades cognitivas, manualidades, gerontogimnasia, lectura y rehabilitación.

¿Cuál elijo: residencia o centro de día?

La elección entre una residencia y un centro de día dependerá de factores como:

  • Grado de autonomía
  • Disponibilidad de los familiares
  • Preferencias personales
  • Precio
  • Ubicación

De este modo, cada uno de ellos es recomendable según tu situación específica y vuestras preferencias.

  • Optar por una residencia es aconsejable cuando la dependencia es alta y se necesita atención constante.
  • En cambio, el centro de día es ideal para aquellos que buscan una atención durante el día, actividades estimulantes y flexibilidad en el tiempo de asistencia.

Sea cual sea tu opción, elegir el mejor centro de día o residencia depende de los profesionales y el trato del establecimiento, siempre pensando en el bienestar de los mayores.

Entradas relacionadas

Deja un comentario