Cómo las nuevas tecnologías ayudan a personas mayores

Residencia Trinidad Montes » Blog » Consejos para mayores » Cómo las nuevas tecnologías ayudan a personas mayores

A medida que aparecen nuevos avances y desarrollos tecnológicos podemos asustarnos, sobre todo al principio.

De hecho, nos preocupamos por cómo pueden afectar a la calidad de vida de nuestros seres queridos.

Independientemente de la edad, todos podemos aprovecharnos de las nuevas tecnologías y en cualquier caso, ayudar a los mayores a familiarizarse con ella.

Cómo la tecnología puede mejorar la calidad de vida de las personas mayores

El avance tecnológico ha transformado la forma en que vivimos y se ha convertido en una herramienta invaluable para mejorar la calidad de vida de las personas mayores.

A pesar de los desafíos que enfrentan, como limitaciones físicas y falta de conocimiento, la tecnología ofrece una serie de beneficios que pueden marcar una gran diferencia en la vida diaria de la tercera edad:

  1. Accesibilidad: aunque las estadísticas revelan que un alto porcentaje de personas mayores nunca ha estado conectado a internet, ahora es más sencillo. Facilitar el acceso y proporcionar dispositivos adaptados a sus necesidades específicas puede abrir un mundo de posibilidades de comunicación, información y entretenimiento.
  2. Conexión: la tecnología no solo ofrece acceso a información valiosa, sino que también facilita la conexión con amigos y familiares. Aplicaciones de mensajería, videollamadas y redes sociales pueden contrarrestar la sensación de soledad, fortaleciendo los lazos afectivos y brindando un sentido de comunidad.
  3. Adaptabilidad: las limitaciones físicas, como problemas de visión o audición, son tenidas en cuenta en el diseño de dispositivos y aplicaciones. La tecnología busca ser inclusiva, con interfaces adaptativas, tamaños de letra ajustables y funciones de accesibilidad que hacen que los dispositivos sean más amigables y útiles para las personas mayores.
  4. Envejecimiento activo: internet puede ser un aliado en el fomento de un envejecimiento activo y saludable. Desde aplicaciones de ejercicio físico hasta programas de estimulación cognitiva, los dispositivos tecnológicos ofrecen herramientas que ayudan a mantenerse activos tanto física como mentalmente.
  5. Seguridad: dispositivos como la teleasistencia y la domótica fácil contribuyen a la seguridad de las personas mayores. Los dispositivos modernos se convierten en un soporte esencial, proporcionando asistencia inmediata en casos de emergencia y permitiendo la gestión inteligente de su entorno doméstico.

Combatir la percepción de que la tecnología es complicada, sin embargo, no imposible.

Diseños intuitivos y programas de aprendizaje adaptados a las necesidades y ritmos de las personas mayores pueden desmitificar el uso de dispositivos digitales, haciéndolos más accesibles y menos intimidantes.

Obstáculos y desafíos en el uso de la tecnología por las personas mayores

Aunque la tecnología ofrece innumerables beneficios, su adopción por parte de las personas mayores no está exenta de desafíos.

Superar dichas barreras es esencial para garantizar que todos puedan aprovechar al máximo las herramientas digitales disponibles.

  1. Desconocimiento: uno de los obstáculos más prominentes es la falta de familiaridad con la tecnología. Algunos no han tenido la oportunidad de aprender sobre dispositivos digitales, lo que puede generar resistencia al cambio.
  2. Complejidad: la complejidad en el diseño de interfaces de usuario puede resultar abrumadora para las personas mayores. Botones pequeños, menús complicados y terminología técnica pueden dificultar el uso efectivo de dispositivos. La simplificación de las interfaces y la creación de diseños intuitivos son fundamentales para hacer que sea más accesible.
  3. Temor a equivocarse: el miedo a cometer errores y causar daño a los dispositivos o perder información puede desmotivar a las personas mayores a utilizar la tecnología. Proporcionar un entorno de aprendizaje seguro, donde puedan experimentar sin consecuencias graves, ayuda a superar este miedo y fomenta la confianza.
  4. Coste: el acceso a dispositivos tecnológicos puede ser limitado por cuestiones económicas. Muchas personas pueden no tener los recursos para adquirir dispositivos actualizados. Programas de subsidios, opciones asequibles y programas de intercambio pueden ser estrategias para abordar este desafío.
  5. Brecha generacional: la brecha generacional puede generar una sensación de desconexión con los avances actuales. La publicidad centrada en audiencias más jóvenes contribuye a un estigma asociado con la edad en relación con la tecnología. Cambiar la narrativa y destacar historias de éxito puede contrarrestar este estigma.
  6. Asistencia externa: más del 77% de las personas mayores reconocen que necesitarían ayuda para aprender a utilizar dispositivos tecnológicos. La dependencia de la asistencia externa puede limitar la autonomía. Por lo tanto, es esencial empoderar a la tercera edad a través de programas de formación que fomenten la autosuficiencia.

Enfrentar estos obstáculos requiere un enfoque integral que combine la educación, el diseño inclusivo y la creación de un entorno de apoyo.

Está en nuestras manos allanar el camino para que las personas mayores aprovechen al máximo las oportunidades que la tecnología ofrece en términos de conectividad, entretenimiento y mejora de la calidad de vida.

Cómo superar las barreras para el uso de la tecnología por las personas mayores

Barreras de la tecnología en personas mayores

Superar estos obstáculos tecnológicos es algo que nos hemos propuesto en nuestro centro de día, con un enfoque adaptado.

  1. Talleres personalizados: diseñar talleres adaptados a los distintos niveles de habilidad. Desde sesiones básicas de introducción hasta clases avanzadas, permitiendo que cada participante avance a su propio ritmo.
  2. Acompañamiento: contar con instructores especializados en tecnología que brinden apoyo individualizado durante los talleres. Esta asistencia personalizada puede disipar dudas y fomentar la confianza.
  3. Mentorías: promover la colaboración entre participantes más experimentados y aquellos que están dando sus primeros pasos. Las sesiones de mentoría entre pares generan un ambiente de aprendizaje más cercano.
  4. Talleres: enfocar los talleres en temáticas prácticas y relevantes para la vida diaria de las personas mayores. Por ejemplo, aprender a comunicarse con familiares a través de videollamadas o acceder a servicios de salud en línea.
  5. Simulaciones: crear entornos de práctica donde los participantes puedan experimentar con dispositivos sin temor a consecuencias graves. Esto reduce la ansiedad y promueve la exploración libre.
  6. Eventos de conciliación: organizar eventos donde familiares se involucren en talleres para comprender mejor las necesidades y desafíos de las personas mayores. La colaboración familiar fortalece el proceso de aprendizaje.
  7. Demostraciones: realizar demostraciones detalladas de dispositivos específicos diseñados para personas mayores, destacando su facilidad de uso y beneficios prácticos.
  8. Familiarización: integrar el uso de la tecnología con actividades cotidianas del centro de día. Por ejemplo, incorporar tablets en sesiones de estimulación cognitiva o ejercicios de memoria.
  9. Premios: reconocer y celebrar los logros alcanzados por los mayores les ayuda a esforzarse. Esto motiva a seguir aprendiendo y destaca la importancia de la integración tecnológica en la calidad de vida.

Beneficios de las tecnologías digitales en la vida de los mayores

Gracias a la tecnología, podemos conseguir mejorar la calidad de vida de los ancianos.

De este modo, algunas claves de un correcto uso de la tecnología son:

  • Mayor conectividad
  • Variedad de actividades
  • Acceso a información rápida
  • Trámites más sencillos
  • Aprendizaje dinámico
  • Seguridad y emergencias

Descubrir este nuevo mundo abre nuevas puertas a los mayores, de modo que pueden disfrutar de diversas opciones que contribuyen a su bienestar.

¿Cómo podemos ayudar a las personas mayores a familiarizarse con la tecnología?

Para acercar a los mayores a la tecnología, debemos tener paciencia y comprender que cada persona puede aprender a distintos ritmos.

  • Exprésale con detalles las razones por las que debería aprender a usar dispositivos tecnológicos, haciendo que se sienta identificados con los beneficios, como leer el periódico y ver algún programa
  • Sé práctico, muchas explicaciones quedan en el aire y no las recordarán si no les muestras cómo usar la herramienta
  • Empieza por lo más básico y no avances si crees que no comprende el funcionamiento bien, deja que asimile bien la información
  • Apúntale a actividades o charlas sobre el uso de internet para que vaya familiarizándose en estos espacios y si es posible, busca actividades divertidas que disfruten mientras aprenden

Así, la integración de las personas mayores en el mundo digital es un camino hacia una calidad de vida mejorada.

Talleres especializados, adaptación personalizada y un aprendizaje interactivo les allana el terreno para que disfruten sus vidas.

Superar la brecha digital para nuestros seres queridos permite cultivar un entorno de paciencia, apoyo y celebración de cada pequeño logro.

Las nuevas tecnologías y las personas mayores, cuando se integran con sensibilidad, se convierten en un puente hacia un futuro más conectado e inclusivo.

Antonio Navarrete

Cuidando cada día a nuestros mayores como ellos lo harían. Director de la residencia y el centro de día Trinidad Montes.

Entradas relacionadas

Deja un comentario