Grados de Dependencia en Andalucía: Lo que debes saber

Residencia Trinidad Montes » Blog » Atención médica a mayores » Grados de Dependencia en Andalucía: Lo que debes saber

Introducción a la Ley de Dependencia

En Andalucía, la Ley de Dependencia establece un marco legal para proteger y apoyar a las personas que, debido a una discapacidad o enfermedad, necesitan ayuda para realizar las actividades básicas de la vida diaria.

Definición de los Grados de Dependencia

La Ley de Dependencia reconoce tres grados de dependencia en función del nivel de necesidad de apoyo de la persona:

Grado I: Dependencia Moderada

Las personas con dependencia moderada necesitan ayuda para realizar varias actividades de la vida diaria, al menos una vez al día, o tienen necesidades de apoyo intermitente para su autonomía personal.

Grado II: Dependencia Severa

Las personas con dependencia severa necesitan ayuda para realizar varias actividades de la vida diaria dos o tres veces al día, pero no requieren el apoyo permanente de un cuidador.

Grado III: Gran Dependencia

Las personas con gran dependencia necesitan ayuda para realizar varias actividades de la vida diaria varias veces al día y, por su pérdida total de autonomía física, mental, intelectual o sensorial, requieren el apoyo indispensable y continuo de otra persona o ayudas especiales.

Proceso de evaluación y reconocimiento

El proceso para solicitar el reconocimiento de la situación de dependencia y la asignación de un grado se inicia con la presentación de una solicitud ante los Servicios Sociales Comunitarios. Un equipo de valoración realizará una evaluación para determinar el grado de dependencia.

Prestaciones y servicios asociados

En función del grado de dependencia reconocido, las personas pueden acceder a diferentes prestaciones y servicios, como prestaciones económicas para cuidados en el entorno familiar, servicio de ayuda a domicilio, teleasistencia o plazas en centros residenciales.

Requisitos para solicitar el reconocimiento de la dependencia

Para solicitar el reconocimiento de la situación de dependencia, es necesario:

Ser residente en Andalucía.
Tener una discapacidad o enfermedad que limite la autonomía personal y requiera apoyos para realizar las actividades de la vida diaria.
Cumplir con los criterios de valoración establecidos en la Ley de Dependencia.

¿Cuáles son los Grados de Dependencia en Andalucía?

La Ley de Dependencia en Andalucía establece tres grados para clasificar el nivel de necesidad de apoyo de una persona:

Grado I: Dependencia Moderada: Necesidad de ayuda para realizar varias actividades diarias al menos una vez al día o apoyo intermitente para su autonomía.
Grado II: Dependencia Severa: Necesidad de ayuda para varias actividades diarias dos o tres veces al día, sin requerir apoyo permanente de un cuidador.
Grado III: Gran Dependencia: Necesidad de ayuda para varias actividades diarias varias veces al día y requiere apoyo indispensable y continuo de otra persona o ayudas especiales debido a la pérdida total de autonomía.

El grado de dependencia asignado determina el tipo de prestaciones y servicios a los que la persona puede acceder, como prestaciones económicas, servicio de ayuda a domicilio, teleasistencia o plazas en centros residenciales.

Es importante destacar que las cuantías de las prestaciones económicas para cuidados en el entorno familiar se han actualizado en 2023, siendo las siguientes:

Grado I: 313,50 € (o 445,30 € en centros de día).
Grado II: 445,30 € (o 747,25 € en residencias).
Grado III: 747,25 €.

Cómo solicitar la ayuda de dependencia en Andalucía

Las personas que necesitan ayuda para realizar actividades de la vida diaria debido a la edad, enfermedad o discapacidad, pueden solicitar el reconocimiento de su situación de dependencia en Andalucía.

Pasos para solicitar la ayuda:

  1. Solicitar la evaluación: Presentar una solicitud ante los Servicios Sociales Comunitarios, utilizando el modelo oficial disponible en la Agencia de Servicios Sociales y Dependencia de Andalucía (ASSDA): https://www.juntadeandalucia.es/organismos/assda.html

  2. Valoración: Un profesional del Servicio de Valoración realizará una evaluación para determinar el grado de dependencia y las necesidades de apoyo.

  3. Resolución y comunicación: Recibirás una notificación (electrónica o en papel) con la resolución sobre tu situación de dependencia y el derecho a las prestaciones.

Recursos útiles:

Antonio Navarrete

Cuidando cada día a nuestros mayores como ellos lo harían. Director de la residencia y el centro de día Trinidad Montes.

Entradas relacionadas

Deja un comentario